El nuevo coronavirus COVID-19 se transmite de persona a persona por las secreciones respiratorias que generan la tos o los estornudos. El virus también puede depositarse en las superficies de nuestros espacios –puertas, encimeras, mostradores,…– sin que hasta la fecha haya podido determinarse con exactitud su tiempo de supervivencia. Los tableros fenólicos (HPL) y el Solid Surface son materiales muy habituales ya en nuestro entorno, con fantásticas propiedades antibactericidas y de fácil limpieza. Pero ahora no se trata únicamente de limpiar, también hay que desinfectar. Os explicamos las pautas a seguir para limpiar y desinfectar superficies de laminado HPL o el Solid Surface.

 

Fundamental: primero limpiar, después desinfectar

Aunque limpieza y desinfección son dos términos que suelen ir unidos, es importante ser conscientes de que limpiar y desinfectar superficies son dos procesos diferentes. Mediante el primero se elimina la suciedad, casi siempre visible a la vista, al tacto e, incluso, el olfato. Mediante el segundo, se elimina lo invisible, micro-organismos patógenos que pueden causarnos daño, como el terrible Covid-19.

 

Cómo limpiar el laminado HPL o el Solid Surface

Al tratarse de superficies muy compactas, poco o prácticamente nada porosas, resistentes a las manchas y a los agentes químicos, ambas superficies son muy fáciles de limpiar. Habitualmente resulta suficiente pasar un paño humedecido en agua tibia o caliente –no hace falta que queme–, pero dadas las circunstancias es recomendable el uso de algún tipo de solución jabonosa o detergente de PH neutro –6 a 8–, tipo el lavavajillas común de la cocina. Bastan una gotas o pequeña cantidad diluida en agua, humedecer bayeta en dilución, pasar por la superficie y, posteriormente, aclarar y secar con otra bayeta limpia.

En cocinas o zonas donde es frecuente que se acumulen grasas, se puede usar amoniaco en pequeña cantidad y siempre diluido en agua fría –en caliente es peligroso porque el amoniaco desprende vapores tóxicos– y proceder de la misma forma que con la solución jabonosa. El amoniaco es un producto alcalino –PH 9 o mayor– con un alto poder limpiador y desengrasante, pero a altas concentraciones puede dañar el laminado HPL y el Solid Surface.

 

Cómo desinfectar las superficies de laminado HPL o de Solid Surface

Tableros fenólicos HPL y Solid Surface son materiales altamente higiénicos que, dadas sus características y propiedades, impiden la proliferación de gérmenes nocivos para la salud, de ahí su uso cada vez más generalizado en centros sanitarios, vestuarios y zonas húmedas de centros deportivos, aseos y cocinas… Pero en esta crisis sanitaria todos los esfuerzos son pocos para evitar la propagación del virus, siendo conveniente desinfectar tras el proceso de limpieza.

Para ello basta con usar una solución hidroalcohólica a base de alcohol de 70º o, más sencillo aún, una disolución de lejía al 1:50. Para preparar esta disolución hay que echar 20 ml de lejía, no importa la marca, en 1 litro de agua fría y mezclar. Mojar una bayeta limpia con esta disolución y pasar sobre las superficies para ir desinfectándolas, teniendo la prudencia de enjuagar la bayeta tras su uso con agua limpia antes de volver a impregnarla con la disolución.

 

No es lo mismo limpiar y desinfectar las superficies del baño de casa que de los aseos de un hospital

Es evidente, pero queríamos hacer hincapié en esta diferencia dadas las dudas existentes sobre la necesidad de limpiar y desinfectar a diario, dos o tres veces por semana, etc., etc., que se acumulan en todas las página webs, oficiales o no, de información sobre el coronavirus.

Lo fundamental que nosotros queríamos destacar en este artículo excepcional sobre el coronavirus es: primero, resaltar la importancia de limpiar y desinfectar siguiendo el orden indicado; y segundo, que al ser el HPL y el Solid Surface materiales muy higiénicos, son muy fáciles de limpiar y desinfectar con productos domésticos que prácticamente todos usamos en nuestras casas.

La periodicidad de estos procesos variará, dependiendo de las circunstancias particulares. En espacios públicos y sanitarios los protocolos de limpieza y desinfección son muy estrictos y deben ser realizados siempre por personal cualificado. En nuestros domicilios, las autoridades recomiendan limpieza y desinfección diaria si convivimos con personas con síntomas o contagiadas y de dos a tres veces por semana en caso de que todas las persona estén sanas.

Esperamos haber resuelto vuestras dudas y que os encontréis todos muy bien. Pese a las dificultades, aquí continuamos a vuestra disposición. Saludos a todos.

Share This