La arquitectura no es curativa, pero puede contribuir positivamente a sobrellevar una enfermedad. En el diseño de interiores de espacios sanitarios son muy importantes los materiales –libres de poros, de uso intensivo y resistentes a productos químicos–, pero también los colores de estos últimos, dado el impacto significativo que tienen en el estado de ánimo de los pacientes. Los revestimientos de compacto fenólico HPL son habituales en hospitales, centros de salud, clínicas y residencias de mayores: por sus propiedades técnicas de asepsia y estéticas de color. Hoy os hablamos de colores que curan.

La elección de los materiales de revestimiento y carpintería en un proyecto arquitectónico nunca se hace al azar, y mucho menos en arquitectura sanitaria, donde todos los materiales utilizados deben garantizar una durabilidad elevada y un mantenimiento mínimo (ser fácilmente lavables y de sencilla reposición). Por supuesto, deben cumplir todos los requerimientos establecidos para este tipo de espacios en el CTE (Código Técnico de Edificación), que más allá de resistentes e hidrófugos, especifica que serán de uso intensivo, libre de poros y resistentes a productos químicos. Así, se recomienda el uso de aplacado, material o láminas continuas de material tipo Solid Surface, porcelánico, vinílico o fenólico.

Los revestimientos de compacto fenólico HPL se han convertido de esta manera en los más habituales en todo tipo de espacios sanitarios. Por un lado, dadas sus propiedades antibacterianas y antimicrobianas –al no ser poroso, dificulta su proliferación– y su alta resistencia a golpes, al agua, al vapor, al fuego, a químicos y disolventes orgánicos, idóneo para resistir la limpieza con potentes desinfectantes. Y por otro, porque contribuye activamente en el bienestar de las personas, dada su amplia gama de colores y acabados, capaces de influir en las emociones, estados de ánimo y nivel de energía de trabajadores y usuarios. Cierto es que el blanco continúa siendo el color más utilizado en el ámbito sanitario, por la sensación de higiene que aporta. Pero en la actualidad se combina con otros colores, usados en muchos casos con objetivos específicos. Vamos a verlos.

Colores de compacto fenólico HPL usados para informar

Que el color es una forma de comunicación eficaz no es nuevo. Piensa en el “idioma” del tráfico, cuyas señales internacionales están basadas en códigos de color. En el diseño de interiores, también se usan códigos de colores para dar información, fundamentalmente para identificar las distintas áreas y delimitar las zonas, direccionar y acompañar a los usuarios en su tránsito o circulación por los edificios, etc., etc…

Cuando el color se usa como referencia o para informar, lo normal es que no se utilicen más de tres colores principales en un espacio sanitario: un color básico, que puede emplearse en distintas tonalidades, para las habitaciones de un hospital o para las consultas de un centro de salud; un segundo color básico, generalmente muy intenso, para las zonas de circulación o pasillos; y un tercer color, para las salas de espera, puntos de información, controles de enfermería, etc…

El color blanco se incluye prácticamente siempre e intencionalmente combinado con el esquema de coloración elegido para dar la apariencia de más espacio, ritmo y continuidad a todas las áreas y trayectos, pero prácticamente han dejado de hacerse entornos ciento por cien blancos (o ausentes de color) para evitar riegos por falta de referencias visuales.

Colores usados para curar

La cromoterapia o terapia del color forma parte de nuestra vida, aunque no haya suficientes trabajos científicas sobre los usos terapéuticos de los colores. De lo que no cabe duda es que el color nos desencadena mecanismos a nivel cerebral que tienen efectos fisiológicos sobre nuestro organismo. Determinados colores nos excitan y estimulan, otros nos serenan y tranquilizan y hay hasta los que nos aburren tanto, que nos dejan vacíos y sin esperanza. Precisamente esto es lo que ocurre con el blanco, que de tan ausente y aséptico, influye muy negativamente en el ánimo, más si cabe, por ejemplo, en una habitación de hospital, donde el paciente permanece mucho tiempo en la cama con un campo visual muy limitado.

El uso del color, por tanto, más allá de estética, busca provocar un estado de ánimo positivo que contribuya a mantener el ánimo de los usuarios de los espacios sanitarios. Así, y aún volviendo a recordar la falta de constatación científica, es frecuente que en arquitectura sanitaria se hagan estas asociaciones de color:

Rojo: Dada su potencia y poder de estimulación, suele usarse como color de referencia o para informar en zonas comunes o de paso de los espacios sanitarios, pero no dentro de habitaciones o consultas médicas, al ser demasiado excitante y estimulante.

Naranja: Es un color muy refrescante, que estimula, pero no excesivamente, aportando alegría y optimismo.

Amarillo: Ocurre lo mismo que con el naranja, que resulta muy refrescante. Aporta calidez y es un fantástico color de acogida. De hecho, por eso se usa mucho en accesos y halls.

Azul: Sin duda el color más usado en los interiores de edificios sanitarios. Psicológicamente, tendemos a asociarlo al cielo y al agua, lo que nos produce calma y relajación. Dicen incluso que disminuye la sensibilidad al dolor, aunque este dato preferimos ponerlo en cuarentena por la falta de referencias científicas.

Verde: Por asociación a la Naturaleza, produce serenidad, esperanza y paz. En un tono demasiado intenso puede resultar excesivamente estimulante.

Gris: Se suele usar combinado con otros colores para neutralizar la viveza de estos últimos.

La gama de colores y acabados disponibles para revestimientos de compacto fenólico HPL es muy extensa y prácticamente podríamos escribir un libro si quisiéramos detallarlos todos. Se trata de un material cuya paleta de colores es fácilmente personalizable, de modo que estéticamente puede alinearse a la identidad visual del logotipo o color de una empresa. En meka3 realizamos los mecanizados a medida de proyectos completos, utilizando material propio o el aportado por el cliente. Además de en revestimientos de espacios sanitarios, somos especialistas en mobiliario deportivo. Si quieres saber más sobre compacto fenólico HPL, no dudes en contactar con nosotros.

Share This