Habrá “boom” en la rehabilitación de edificios residenciales y no residenciales