La robótica y los sistemas autónomos de construcción serán las grandes novedades del sector en esta nueva década que arranca en 2021. HEPHAESTUS automatiza el proceso de ejecución e instalación in situ de fachadas ligeras autoportantes de tipo muro cortina. Pero además de la instalación de los paneles prefabricados, puede utilizarse para la reparación de fisuras, sustitución de elementos dañados o, sencillamente, para la limpieza de este tipo de fachada, generalmente acristalada.

HEPHAESTUS –Highly automatED PHysical Achievements and PerformancES usin cable robots Unique Systems– es básicamente un robot accionado por cable. Bueno, más exactamente por ocho cables, que son los que le permiten rotar y moverse en todas las direcciones por los cien metros cuadrados de la fachada experimental de un edificio de estructura de hormigón de tres pisos situado en las instalaciones de ACCIONA en Noblejas (Toledo), donde en la actualidad se está poniendo a prueba este sistema autónomo de construcción.

Este robot por cables, que toma su nombre del dios griego del fuego y la forja Hefesto, permite, por un lado, una manipulación controlada, precisa y segura de los paneles de muro cortina y, por otro, la automatización de todos los procesos en grandes espacios de trabajo, es decir la colocación automática de todos los soportes de los paneles. Su objetivo es incrementar la calidad del producto final, aumentar la rapidez de la instalación y reducir los riesgos laborales aparejados a la instalación de este tipo de sistemas.

El proyecto HEPHAESTUS cuenta con nueve socios de diferentes países de la Unión Europea, dentro del programa de investigación e innovación Horizonte 2020, y está dirigido por la española Tecnalia, que prevé que el sistema pueda estar en el mercado antes de 5 años.

Así trabaja el HEPHAESTUS

El equipo español de HEPHAESTUS –Kepa Iturralde de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Munich, Mariola Rodríguez de Tecnalia y José David Jiménez Vicaria de Acciona– han sido noticia en el canal Euronews, dándonos así la oportunidad de ver en acción a este nuevo robot y comprobar cómo trabaja.

En el reportaje se puede ver cómo se desplaza el robot por la fachada y sus dos sistemas de trabajo: el primero, para realizar las tareas de colocación de los anclajes –perforación de los huecos en los forjados, colocación del anclaje en su posición final y atornillado del mismo al forjado–; y el segundo, para recoger el muro cortina y llevarlo hasta su posición final. La tecnología se complemente con un control avanzado de todo el proceso, así como la conexión del mismo con un modelo BIM del edificio (un software que permite el diseño 3D y recopila información con diferentes objetivos, como predecir el comportamiento de la fachada a nivel energético, acústico, etc…).

“Las obras no son ambientes estructurados –explica el ingeniero Kepa Iturralde en el video–. Las medidas a veces son inexactas o inexistentes. Ni siquiera los edificios tienen las medidas que uno piensa que tienen porque, en construcción, las tolerancias son mucho mayores. Es muy importante que conozcamos dónde están estas diferencias. De ahí la utilización de cámaras para conocer exactamente la colocación del muro cortina antes de que el robot lo succione y lo coloque en su sitio. HEPHAESTUS es como una estación total, con herramientas de geocalización que mide exactamente la ubicación espacial de cada uno de los elementos de la fachada”.

En meka3 seguimos muy de cerca el proyecto HEPHAESTUS porque si bien es cierto que en la manipulación, corte y mecanizado de precisión de materiales de construcción la automatización es una constante gracias a la tecnología de vanguardia en CNC y software de última generación de cara a una producción cada vez más rápida, segura y, sobre todo, precisa, esta automatización no es pareja en la instalación y mantenimiento de las fachadas, generándose problemas con la calidad de ejecución, como posteriores humedades y filtraciones de aire. La automatización que propone el proyectos HEPHAESTUS conseguiría los siguientes beneficios:

  1. Reducir los tiempos de instalación y los costes en un 20%.
  2. Lograr reducciones de los costes anuales de mantenimiento y limpieza de hasta un 44%.
  3. Incrementar la calidad del resultado final.
  4. Y muy importante, aumentar la seguridad de los trabajadores, dado que HEPHAESTUS requerirá mano de obra tecnificada que podrá trabajar en condiciones de máxima seguridad, uno de los principales retos del sector.
Share This