Fibrocemento con paja de arroz, la apuesta total por el medio ambiente